Entrevista con Camila Valenzuela.

En la entrada anterior, tuve la oportunidad de comentar una de sus obras más recientes (Nieve negra, editorial SM, 2014), pero acá los dejo con la entrevista que amablemente ella accedió darme. En esta, Camila nos hablará acerca de sus textos, pero también de su visión como investigadora LIJ, labor que ejerce a tiempo completo en el grupo CIEL (en su página podrán encontrar más información de la autora, cómo también del trabajo del centro).

Las obras

Nieve negra

safe_image

¿Por qué decidiste jugártela por una actualización de un clásico cuento infantil?

Desde que entré al doctorado –hace ya unos tres años– me puse a investigar sobre los cuentos maravillosos europeos, especialmente aquellos gestados en Alemania y Francia. Me centré en el hecho de que, las versiones fijadas por Perrault y Grimm, proponen valores de comportamiento sexo-genéricos donde, básicamente, el hombre va hacia la aventura y la mujer espera, pacientemente, a su príncipe azul. Esto, como dije recién, es lo básico, la punta del iceberg, y una vez que empecé a adentrarme en la teoría de género, en los moldes creados para la infancia femenina en Chile, y en las mismas reescrituras que componen el corpus de mi tesis –autoras que reelaboraron estos cuentos clásicos entre 1920 y 1940–, llegó un punto en el que necesité canalizar ese aprendizaje en algo más que la academia; en el que necesité crear una versión donde el eje de la acción y conflicto dramático no estuviera puesto en la masculinidad, sino en las figuras femeninas. Ahí nació Nieve negra

¿Es una obra más representativa de lo que quieres entregar como autora?

No sé muy bien qué “quiero entregar como autora”. Me suena medio rimbombante y artificial ese concepto, en la medida que, cuando escribo, no estoy pensando qué quiero entregar, sino qué quiero crear y cómo lo voy a hacer. Y, en ese sentido, creo que, el hecho de que haya nacido a partir de una investigación previa que tiene relación netamente con mis inquietudes académicas, posibilitó una escritura más simbólica y profunda.

Zahorí

10848842_401650129985291_737181872123094921_o

Sabemos que esta obra fue escrita siendo tú una adolescente. ¿Cuánto de esa adolescente queda en la obra? ¿Sientes que ha podido madurar contigo?

Creo que Zahorí I (editorial SM, 2013) tiene mucho de mí como adolescente, no en cuanto a la identificación con algún personaje en particular, sino en relación a la pluma misma; es una escritura, siento, más ingenua, que tomó como eje el manuscrito del 99 y, a excepción de algunos giros argumentales, se quedó ahí. En cambio, Zahorí II (editorial SM, 2014) fue un proceso más profundo, detallista. Creo que sí, entonces, ha madurado conmigo, pero al mismo tiempo necesito que pase más tiempo para poder ver la obra con distancia y, ahí sí, ver cómo y qué tanto fue esa maduración.

¿Te sientes una autora de fantasía o te gustaría diversificar tu pluma hacia nuevas temáticas?

Para sentirme una autora de fantasía tendría que haber escrito algo de fantasía y, hasta el momento, no lo he hecho. Me da un poco de pudor cuando dicen cosas así como “Camila Valenzuela y su literatura fantástica” porque, para mí, la fantasía tiene códigos estéticos muy claros y establecidos, y ni Zahorí ni Nieve negra cuentan con ellos. En el caso de Zahorí, estamos frente a una saga que tiene ciertos tintes fantásticos, pero de ahí a hablar de fantasía… pf, creo que tendría que escribirla de nuevo. Y Nieve Negra es, más bien, un relato de corte onírico, con mucha simbología y oscuridad, pero no fantasía. Ahora, por otro lado, estoy escribiendo una novela realista para adolescentes y jóvenes, así creo que, por el contrario, más que solo escribir fantasía, me gustaría quizás, algún día y estando realmente preparada para abordar un género tan complejo, aventurarme en ella. Por ahora, a seguir leyendo.

No hay lectura sin lectores

Camila-Valenzuela-2

¿Cómo ha sido la recepción de tu obra en los jóvenes? ¿Tienes feedback de ellos?

Muy buena. Tanto Zahorí como Nieve Negra son novelas que, de a poco, se han hecho un camino dentro de los-as lectores-as adolescentes y jóvenes, y me gusta que sea así; desconfío un poco de los éxitos fugaces.

¿Cuáles son tus proyecciones a futuro? ¿Te pasarás a la llamada “literatura” adulta o con mayúsculas?

Eso del futuro me parece tan incierto… Por el momento, tengo un plan de no más allá de un año y, en ese sentido, sigo con narrativa para adolescentes y jóvenes. Quién sabe lo que pase después.

¿Algún autor que sea tu referente, o estos provienen de otros lados como la música, el cine, etc.?

Tengo varios autores-as y música que han sido mis referentes, pero eso da para otra entrevista.

La LIJ en la actualidad

image1

¿Qué opinas del concepto de literatura juvenil? ¿Es un género, una marca del mercado editorial, un tipo de literatura específico?

Creo que el concepto de “literatura juvenil” es erróneo. Primero, porque no se puede hablar de “literatura” cuando el corpus que lo compone es, casi en su totalidad, narrativa (personalmente, desconozco un corpus lírico, dramático y/o ensayo adolescente y juvenil). Segundo, ¿qué pasa con el concepto de lo “adolescente”? La adolescencia y juventud son segmentos que demandan y se sitúan en perspectivas distintas de mundo. De hecho, esto se puede apreciar en las mismas obras. Tomemos como ejemplo a Harry Potter: ¿Podemos decir que el Harry de 13 años tiene los mismos conflictos internos, las mismas inquietudes y perspectiva de mundo que el Harry de 17 años? No, porque mientras el adolescente mantiene un conflicto yo/mundo, el joven ya es capaz de mantener una dialéctica yo/mundo. Sin embargo, el concepto de “literatura juvenil” se hace el loco con los adolescentes, al igual que la mal llamada “literatura infantil y juvenil”, donde los adolescentes, una vez más, son parte de una masa invisible y homogénea.

Cómo investigadora ¿De qué forma ves el panorama en Chile? ¿Qué crees que falta?

Pienso que hace falta pensar este tipo de obras. Dicen que son de fácil digestión, que la teoría literaria es fome y todo el rollo, pero yo me pregunto cuántos de los-as que leemos y sobre todo, cuántos de los-as que escribimos, nos dedicamos a pensar teórica y críticamente estas obras. El solo hecho de que se le englobe dentro del concepto “literatura infantil y juvenil” o incluso en soledad, “literatura juvenil”, ya es un síntoma de que no estamos analizándola. Y, en ese sentido, pienso que tiene relación con algo que, quizás, nos atraviesa como sociedad en la medida que, al igual que la memoria histórica, no se piensa, no se habla. En ese estado, veo difícil conformar un corpus lo suficientemente profundo, que se aleje de aquellas obras para niños-as, adolescentes y jóvenes que han sido escritas de forma mecánica, moralizante y escolar.

Cómo escritora ¿Cómo te vinculas con el llamado “boom de la literatura juvenil”? ¿Sientes que es una moda pasajera o a través de los lectores que genera prevalecerá en el tiempo?

Me vinculo solo en el sentido de que escribo para ellos-as y, como académica, me dedico a su estudio, pero no me siento, para nada, parte de un colectivo. Por otro lado, creo que, más que moda, es novedad, porque hace años atrás solo teníamos a la llamada “literatura ganada” –obras no escritas para adolescentes ni jóvenes que, con el paso del tiempo, por motivos intra y/o extraliterarios, se las terminaron apropiando–, mientras que ahora contamos con novelas que han sido creadas bajo ciertos códigos estéticos que apuntan a dicho segmento. En ese contexto, pienso que es un espacio que necesita de nuevos-as autores-as y obras que, más tarde, puedan conformar un corpus para su lectura, pero también para un análisis.


Agradezco nuevamente el tiempo otorgado por Camila a la entrevista, y como señalé en la entrada anterior, esperemos que este sea el inicio de un promisorio camino en la LIJ chilena.

Ver
Sitio web de Camila Valenzuela

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s